Los inmigrantes en la campaña electoral 22M-2011

El PP catalán sigue el ejemplo de Rajoy y como si le faltaran argumentos para rematar a un PSOE debilitado por la gestión de la crisis, utiliza el tema de la inmigración una y otra vez como la vía más fácil al populismo. Tanto la presidenta del partido como los candidatos en Tortosa y en Barcelona acusaron a los inmigrantes de traer enfermedades ya erradicadas en España! sin pruebas y sin vergüenza! según Elpaís, los líderes del partido tergiversan estudios científicos, dado que ninguna de las enfermedades citadas por ellos había sido erradicada: los inmigrantes se contagian por los mismos motivos que afectan a los españoles.

Parece que la mentira es lo que alimenta el discurso del PP en estas elecciones del 22M. Ya que muchos inmigrantes no puden utilizar su voto para la defensa de sus derechos, el PP catalán se permite este tipo de acusaciones sabiendo que no va a ser sancionado. Sólo inmigrantes de países que han firmado convenios de reciprocidad con España podrán ejercer por primera vez el derecho al sufragio, los colectivos más numerosos como el marroquí o el argentino no tienen acceso ello.

El discurso del PP está hecho de críticas especulativas, sin programa, sin propuestas viables y sin ofrecer nada factible a un país cuyos ciudadanos, indigandos, han salido hoy a reclamar cambios drásticos gritando que “no son mercancías de políticos y banqueros”.

La falta de ética en la práctica política es lo que más perjudica la democracia en España, pues estamos cansados de mentiras, de ajustar cuentas y de tanta creatividad que demuestran los políticos insultándose entre ellos como en una batalla de gallos. Hoy se trata de debatir sobre el modelo económico y democrático español, desafortunadamente, los políticos que tenemos no están a la altura del momento, muy crítico para España.